Una chica normal

Una chica normal

Imagen creada por Trini Schultz Photography

“Soy una chica normal”, repites. Y me río.

Si fueras normal, las flores permanecerían quietas, estáticas, durmientes mientras pasas a su lado, pero las flores se giran para mirarte y envidiar la elegancia de tus formas.

Si fueras normal, la luna y el sol cumplirían sus turnos en las horas asignadas, pero el sol y la luna luchan entre sí por verte más tiempo.

Si fueras normal, la muerte esperaría con paciencia para poseer tu existencia, pero la muerte llora al saber que tu aura vivirá eternamente.

Si fueras normal, el sabor de cada alimento mantendría la esencia natural que mi lengua percibe, pero todo me sabe a ti, y mi lengua solo piensa en la tuya, y tu olor está en todo lo que huelo, y tu textura en todos mis sentidos, tu presencia en cada persona que me rodea, tu cara en el aire, tus ojos en el viento.

Si fueras normal, tus palabras al escribirme no pasarían de la usual gramática, pero tus palabras funcionan con mecanismo exquisito y poético, con lírica grandiosa y suave, con mensajes nocturnos que me hacen soñar con días a tu lado.

Te quiero inaudita, peculiar, singular. No eres una chica normal. Si fueras normal…yo no me habría enamorado de ti.

2017-07-20T16:06:44+00:00 11 mayo, 2017|Amor, Fidelidad, Ruptura, Sexo, Uncategorized|0 Comments

Deje su comentario